desde mi córner

Luis Carlos Peris

Betis, extremos y mucho cedido

Cuando la figura del extremo en el fútbol actual se difumina, llegan a Heliópolis extremos en sobredosis

CUANDO cada día que pasa, el extremo va perdiendo más predicamento en el fútbol actual, cuando acabamos de ver cómo España acaba de campeonar por tercera vez consecutiva sin necesidad de alinear a futbolistas que no se alejan de la banda ni por equivocación, cuando prevalece la fórmula de jugar por extremos sin echar mano de especialistas de esa demarcación, resulta que el Betis está llenando de extremos su vestuario. Se fue Jefferson Montero y ya están aquí Agra, Campbell, Juan Carlos más la posibilidad de que Juanfran se una a ellos. Y todo cuando se tiene a Vadillo, un extremo, como estrella de sus canteranos.

No sé, quizá tenga razón Pepe Mel con esta medida de la sobredosis de jugadores de banda para el proyecto de equipo que pretende. Dicen que nunca es mal año por mucho trigo que se recolecte y quizá resulte la fórmula, pero convendría reparar en si esto no va a significar un tapón para Vadillo y la compaña a la vez que no parece demasiado efectiva la proliferación de futbolistas cedidos sin opción a compra. Opción de compra, por supuesto, que pueda ser asumible por este Betis que continúa en la tarea de recomponerse tras la tierra quemada que dejó su anterior, y nefastamente recordado, dirigente. Demasiados cedidos y luego pasa lo que pasa.

Pasa que se te va Jefferson cuando ya estaba entre los favoritos de los béticos y pasa que Santa Cruz no se sabe si vuelve o no y que Paulao está tardando en retornar más de lo esperado. A este paso, el Betis va a tener mucho de nodriza, de hacerle futbolistas a otros y eso descorazona mucho al aficionado que ve cómo se van jugadores tras haberse encariñado con ellos. Doctores tiene el Betis y como hoy las cosas se están haciendo con normalidad y hasta de forma excelente si las comparamos con las decisiones de antes, mejor que les demos un voto de confianza por mucho que el fútbol actual se juegue por los extremos sin necesidad de extremos, pero tantas cesiones...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios