El parqué

Pablo Cumella

Buenas sensaciones

EL Íbex sumó ayer su tercera jornada consecutiva de ascensos, al ganar un 0,28%, que le situó en 11.191,3 en una jornada marcada de nuevo por la ausencia de volatilidad.

El selectivo abrió la sesión con indecisión y le costó consolidar las ganancias, pero a mediodía logró superar los 11.200 puntos, y aunque no puedo mantener la cota hasta el cierre, arrastrado por la apertura a la baja de Wall Street, marcó un nuevo máximo desde mediados de marzo.

La jornada estuvo marcada por la desconfianza de los inversores respecto a la capacidad de Grecia de obtener financiación en los mercados de deuda, lo que provocó un nuevo incremento en el diferencial de rentabilidad entre el bono griego a diez años y el bund alemán, hasta situarse en 412 puntos básicos.

La tensión que viven los mercados no pasó factura al Íbex pero sí al resto de las plazas europeas. En concreto, París cedió un 0,67%, seguido de Fráncfort (-0,48%) y de Londres (-0,32%).

El Íbex terminó con casi la mitad de los valores en positivo y la otra mitad en negativo. Los repuntes los lideró Gamesa (+7,89%), seguida a gran distancia de Banco Popular (+3,38%), BBVA (+3,04%), BME, que ganó un 2,74%, Acciona (+2,59%), Banesto, un +2,13%, Bankinter, con un +0,76%, Banco Sabadell (+0,51%), Banco Santander (+0,34%) e Iberdrola (+0,32%).

En el lado de los descensos se situaban Inditex (-2,46%), FCC (-1,43%), Iberia (-0,98%), Telecinco (-0,95%), Técnicas Reunidas (-0,92%), Abengoa (-0,89%), ArcelorMittal (-0,80%), Telefónica (-0,73%) y Repsol YPF (-0,08%).

En el mercado de divisas, el euro pierde de nuevo posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil de ayer el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,3355 unidades.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios