CADA vez más nervios en el equipo de estrategia del candidato Zoido. Las últimas encuestas que manejan, incluida la hecha pública por el CIS esta misma semana, indican que la mayoría absoluta no está tan al alcance de la mano como se presuponía hace sólo unas semanas. Y si no se consigue el escaño número 17 se da por hecho que el gobierno municipal volverá a estar otra vez en manos de un pacto de los socialistas con la Izquierda Unida de Torrijos. La respuesta es radicalizar la campaña y, sobre todo, intentar invisibilizar lo más posible al rival y demonizar a su posible aliado. Zoido ha rechazado ofertas para enfrentarse a Espadas con el argumento de que comparecencias conjuntas sólo harían aumentar el nivel de conocimiento de un candidato que aparece todavía con un perfil muy bajo en las encuestas.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios