Transporte Qué líneas de autobuses serán gratis en Andalucía desde el 1 de enero

La aldaba

Carlos Navarro Antolín

cnavarro@diariodesevilla.es

Canal Sur, apuesten por la calidad si pueden

Te repiten el concurso de las preguntas absurdas como si fuese el 'Verano Azul' de Antonio Mercero

Por fin pasó agosto, hay que volver al tajo y dejar de sufrir con las reposiciones del Atrápame si puedes en Canal Sur Televisión. Es una pesadilla de concurso, amén de proyectar una imagen baja, bajísima, de la cultura media de los andaluces. Manuel Sarriá, El Linterna, hace lo que puede como presentador. No es Carlos Sobera, que condujo la edición del programa para el País Vasco, porque la idea del programa no es andaluza, procede de la factoría de Roures, el tipo más que implicado en el procés y de amistades políticas poco recomendables. El otro día estaba un servidor aguardando el informativo -que ahora incluye noticias más variadas, ha rebajado notablemente los contenidos que rezumaban ideología de género (no confundir con la igualdad) y ofrecen hasta toros, todo ello sin complejos- cuando preguntaron a un concursante por los nombres de los hijos de Rocío Jurado y Ortega Cano. ¡Cáspita, eso es cultura andaluza! Y así una detrás de otra. Si es por estos programas, los andaluces no dejaremos de ser lo que siempre fuimos, dicho sea después de tunear la letra de don Blas. La supuesta gracia del programa, si usted tiene paciencia de seguirlo, radica en reírse de la ignorancia ajena. Guasa mala se llama. Ahora que esperamos como agua de mayo la presentación de la programación de la nueva temporada de Canal Sur Televisión, estamos deseando conocer qué novedades habrá en La Nuestra, además del programa de Bertín Osborne que nos tienen prometido desde hace meses. ¿No se puede seguir la línea de calidad de programas como Tierra y Mar o el Toros para Todos, dos de los mejores ejemplos que hay en la actual parrilla? Las cadenas públicas deberían apostar por contenidos de excelencia aunque no generen registros de audiencia elevados. Ha hecho muy bien Álvaro Zancajo en recuperar los informativos locales, como en llevar los telediarios a todas las capitales andaluzas como se pudo ver este verano. La imagen proyectada esa semana fue de aire fresco, pero todo eso se resiente con programas como el concurso de bajo nivel que además es repuesto como si fuera el Verano Azul de Antonio Mercero. Y no me vengan sus defensores con que, al menos, funciona mínimamente en las cuotas de pantalla. Porque se trata de introducir productos propios de gran calidad audiovisual en una región muy necesitada de ella, ¿verdad Juan Lebrón? ¿A qué esperan, por ejemplo, para apostar por este productor de cine y televisión de alta calidad y que es andaluz al cien por cien? Apuesten... si pueden.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »