Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Cara y cruz de un día interesante

El Betis digirió la tristeza con la salsa de los goles y el Sevilla cayó cuando la quinta plaza la tuvo en sus manos

INTERESANTE era el calificativo que le dábamos a este domingo y la verdad es que el augurio quedó muy corto. El balance de este primer domingo de marzo fue más que interesante si tenemos en cuenta que el interés no siempre ha de tener connotaciones favorables. Favorable fue para el Betis, pero no para un Sevilla que debió volver de Bilbao instalado en la quinta plaza, que se le escapó por verdadera mala fortuna. Dos errores puntuales, precisamente de sus hombres más destacados sobre la yerba bilbaína, propiciaron un revés que pasó, además, la cara factura de Luis Fabiano, precisamente cuando ya el Sevilla no comparte derechos con nadie.

Sí fue favorable para el Betis en la tarde que el dios de la lluvia quiso llorar también por la desgracia de Miki Roqué. La tarde en Heliópolis tuvo una carga sentimental tremenda y el consensuado homenaje al joven defensa catalán se remataba de la mejor manera posible, goleando al que estaba enfrente. Claro que el que estaba enfrente huele a cadaverina a mucha distancia. Hacía tiempo que no veíamos un equipo con el alma tan en precario como la que mostró la Unión Deportiva Las Palmas. Goleada facilona y con el Betis demostrando a ratos que el fútbol que le hizo batir registros sólo estaba hibernando y que, afortunadamente, goza de buena salud.

Se esperaba un domingo interesante por lo mucho que había en juego para el fútbol según Sevilla y así fue aunque haya que lamentar el infortunio que rodeó al equipo de Manzano en esta aventura vasca. Debió ganar y hasta con facilidad a poco que Kanoute hubiese acertado como acostumbra, pero acabó suicidándose sin que Athletic Club tuviese culpa de nada. De todas formas, jugando como jugó el Sevilla en Bilbao, demostrando que no hay por qué enterrar ciclo alguno, la quinta plaza, esa que se fue en la atardecida de San Mamés, puede llegar a sus manos más pronto que tarde. Lo dicho, domingo lleno de interés pero trufado por un infortunio inesperado.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios