Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Colisión entre rivales que hicieron los deberes

El Sevilla recibe a un Granada que le puso las peras al cuarto al omnímodo Barcelona

Dos equipos que llegan de haber hecho con solvencia sus deberes coperos colisionan esta noche en Nervión. Uno de esos duelos que el modernismo tilda de derbi cuando sólo fueron de rivalidad por su proximidad geográfica. Por lo demás se trata de una rivalidad de perfil bajo en la que el Sevilla aúna su papel de anfitrión con el de claro favorito. Y eso que no vence como local desde el 1 de diciembre, gol de Diego Carlos al Leganés.

Cincuentaicinco días han pasado desde aquel domingo decembrino y parece que transcurrió una vida. Estamos hablando de choques ligueros, ya que el martes dio el Sevilla buena cuenta del Levante para apearlo de una Copa del Rey que se presenta sugerente como en muy pocas ocasiones recordamos. Y es que haber conseguido el salvoconducto para continuar en la Copa se une al resultado del sorteo para octavos con un viaje a Miranda de Ebro que se ve con optimismo.

Pero yendo decididamente a lo de esta noche en Dato hay que resaltar la organización de un Granada magníficamente ensamblado por esa revelación de los banquillos que atiende por Diego Martínez, un viejo conocido en la casa sevillista. Dios y ayuda arbitral le costó al Barça doblegarlo, lo que debe servir para tensar las orejas y dejar todo atisbo de confianza en lo más hondo del armario. Además, la ausencia de Banega puede que le añada ciertas dificultades al pleito.

Sin Banega en cancha, el papel de Óliver Torres debería cobrar protagonismo, como asimismo podría Franco Vázquez jugar en una posición que le vendría bastante bien. Pero especulaciones a un lado, los ocho puntos de distancia que separa a ambos contendientes son concluyentes para subir la empinada cuesta de una segunda vuelta que aparece con el calendario preñado de compromisos. Dicho lo cual, jugar al Uno en la quiniela no parece ser osadía alguna.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios