La ventana

Luis Carlos Peris

Coria clama contra un ingenioso

SABIDO es que cuando un tonto agarra una senda se acaba la senda y sigue el tonto. Eso es tal que así, por lo que resulta altamente provechoso contactar lo menos posible con un tonto. Ya sé que son muchos y que resulta inevitable la cercanía, pero conviene hacer todo lo que se pueda por alejarse. Ocurre igual con el ingenioso. ¿Algo más inoportuno que un ingenioso en pleno ejercicio de sus condiciones naturales? Pues eso es lo que ha pasado con el guionista de Cuerpo de élite, una de esas películas casposas que nos ofrece nuestra muy casposa cinematografía. El escribidor de marras ha deslizado que el futuro sólo le ofrece a la mujer coriana un tricornio o un puesto en el oficio más antiguo y Coria del Río se ha levantado en armas con virulencia. No sabe el inoportuno ingenioso con quién se juega los cuartos, que a buen sitio ha ido a poner la era.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios