PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Corrupción en plena calle

LO que faltaba. Una investigación judicial sobre algunos agentes motoristas de la Policía Local de Sevilla, a los que se sigue la pista por hacer trabajos extra a empresas privadas para, a cambio, cobrar una mordida como las de México o Tailandia sin que esa tasa llegara a las arcas municipales. Corrupción en plena calle, utilizando los vehículos oficiales, y disimulada a más no poder porque, si alguien ve a un policía uniformado regulando una incidencia en el tráfico, lo último que se le ocurriría es que se trata de un contubernio recaudador en favor de sus propios bolsillos.

Los policías locales de comportamiento más ejemplar deben emplearse a fondo para identificar a las manzanas podridas. Hace muchos años que la población aguarda una purga en dicho cuerpo para dejar de avergonzarse. La gestión municipal es pésima. Y es de dominio público las cobardes vendettas perpetradas por alguna mano negra contra los vehículos, las taquillas, los domicilios de los políticos, etcétera, cuando se han librado pulsos por cuestiones laborales o de disciplina.

Mientras desde los juzgados se consuman las pesquisas, cabe reflexionar qué alto grado de impunidad han de percibir los policías presuntamente corruptos, y qué nivel de desorganización y descontrol en el Ayuntamiento, para atreverse a perpetrar actividades ilícitas al aire libre, cobrando bajo cuerda a personas que podrían denunciar esa picaresca. Expuestos, cuando no están de servicio, a la contemplación de cualquiera, y a la toma de imágenes que sirvan de prueba del delito.

Tanto afán en convertirles en poco más que agentes recaudadores, y algunos aprendieron a recaudar por su cuenta y riesgo. Una vez más, no sólo hay que subrayar la vertiente judicial del caso y el posible enjuiciamiento de acusados. Quienes son inocentes y dirigen la Policía Local han de asumir la responsabilidad política de ser un coladero, por no enterarse de la existencia de semejante trama.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios