La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Culpable el deán, no Peluso y Tangana

Cúlpese al deán, no a los cantantes, que son libres de grabar lo que quieran donde se lo permitan

Nada que reprochar a la productora del vídeo de Nathy Peluso y C. Tangana ni a los cantantes. Cada cual es libre de grabar lo que quiera donde se le antoje siempre que se lo permitan. No se les culpe a ellos sino a quien autorizó que se grabara en la catedral de Toledo: el deán del Cabildo Primado. Lo ofensivo y preocupante es que este señor autorizara su grabación. Empeorado por la nota que ha publicado para justificarse "ante las reacciones provocadas". La reproduzco literalmente:

"1. El vídeo presenta la historia de una conversión mediante el amor humano. La letra de la canción es precisa: 'Yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo' [omite: 'Quiero hacerle religión a tu melena, a tu boca y a tu cara. Y que me perdone la Virgen de la Almudena las cosas que hago en tu cama'].

2. Además, a ciertas actitudes de intolerancia contrapone la comprensión y acogida de la Iglesia tal y como se manifiesta en las secuencias finales del vídeo.

3. Es cierto que el vídeo utiliza un lenguaje visual provocador, pero no afecta a la fe. Es un lenguaje propio de la cultura de nuestro tiempo y se ha atendido al bien que pueda producir en los alejados.

4. Lamentamos que a algunas personas les pueda producir desagrado. Pedimos disculpas si ha podido herir su sensibilidad. La finalidad ha sido exclusivamente favorecer el diálogo con la cultura contemporánea, preservando siempre la fe de la Iglesia.

5. La catedral primada ha procurado mantener un diálogo sincero con las manifestaciones culturales del momento, tratando de responder a lo que hoy nos pide la Iglesia".

Juzguen ustedes mismos. El Arzobispado de Toledo lo ha hecho. Y ha publicado otra: "El sr. arzobispo desconocía absolutamente la existencia de este proyecto", "lamenta profundamente estos hechos y desaprueba las imágenes grabadas en el primer templo de la Archidiócesis", pide "humilde y sinceramente perdón" a cuantos "se han sentido justamente heridos por este uso indebido de un lugar sagrado" y se compromete a "elaborar inmediatamente un protocolo para la grabación de imágenes de difusión pública en cualquier templo de la Archidiócesis".

Existe el sentido común. De momento. No les extrañe que se ponga al deán de cristiano progresista y al arzobispo de carcunda inquisidor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios