Crónica Personal

Pilar / cernuda

Días de gloria

VENDRÁN tiempos más duros, seguramente en otoño tendremos cifras de empleo peores que la actuales, es evidente que parte de los españoles que acaban de encontrar trabajo engrosarán las listas del paro a medio plazo porque sus nuevos contratos son temporales, pero disfrutemos de estos días de gloria. Disfrutemos de la nueva sensación de advertir que algo se mueve, que personas de nuestro entorno que llevaban años buscando empleo acaban de conseguirlo, y algunos de ellos en sectores que nada tienen que ver con el turismo ni los servicios, con lo que existen posibilidades de prolongación tras los seis meses de rigor. Es la primera vez en mucho tiempo que encontramos base para hacer pronósticos de un futuro mejor.

La cifra de empleo es la mejor que se conoce desde que se elaboran las encuestas mensuales, aunque hay un elemento negativo en los datos últimos: que desciende el paro pero no se crean un número significativo de puestos de trabajo. Aun así, el hecho de que más de cien mil españoles han abandonado la lista de parados es algo a tener en consideración. El número de altas a la seguridad social es apreciable y empiezan a darse de alta también nuevos autónomos. Coinciden estas noticias con las que se produjeron en Bruselas en el último Consejo Europeo: dos mil millones de euros para promover empleo juvenil, y medidas para facilitar el crédito a pymes y autónomos. ¿Es que no existen motivos para disfrutar de cierro optimismo, es que no tenemos derecho a pensar, al fin, que de ésta salimos? Optimismo moderado, eso sí, pero hacía mucho tiempo que no encontrábamos argumentos para la esperanza, y por tanto los nuevos datos justifican que empecemos a creer que lo peor ha pasado. Jamás estaremos como antes, nuestros hijos no vivirán como nosotros, su vida será más dura y menos estable, pero probablemente será una vida más segura. Aquellos tiempos de derroche, de facilidades, de inconsciencia, produjeron un crisis que nos llevó a la agonía. Viviremos más austeramente, pero viviremos.

Dicen los expertos que lo ocurrido tiene que ver con la tan denostada reforma laboral que castiga a los trabajadores, y dicen también que en los próximos meses se perderán miles de puestos de trabajo en el sector público porque no es posible mantener el gasto exagerado de personal en las administraciones central, autonómica y municipal. Pésima noticia. Pero los ajustes, drásticos, alcanzan a todos los niveles y el transcurso del tiempo demuestra que de la otra manera, sin cortes, no hay futuro.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios