PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Guerra no cita a Guerrero

ALFONSO Guerra es uno de los políticos que menos legitimidad tiene para criticar a los jueces de Sevilla que investigan tráfico de influencias. Tuvo que dimitir como vicepresidente del Gobierno por las andanzas de su hermano Juan en el despacho oficial en la Plaza de España, convertido en el patio de monipodio para los pelotazos. Fue el primer gran escándalo de corrupción en la Administración bajo mandato socialista, y no fue un invento del juez Ángel Márquez para influir en las elecciones municipales de 1991.

Los ataques contra Márquez cayeron en saco roto, igual que son flor de dos días los de ahora contra la juez Alaya por investigar la corrupción en los expedientes de regulación de empleo. En la noche del 20-N, tras el recuento de votos y la rotundidad de lo que se avecina, nadie se acordará de esas insinuaciones de Alfonso Guerra.

Están en juego el Estado de bienestar y el futuro de la socialdemocracia, y el bagaje del Guerra septuagenario para sacar del hoyo a los parados se limita a una retahíla de insinuaciones y chistes. Guerra tiene un gran filón por explotar. Francisco Javier Guerrero, el ex director general de Trabajo en la Consejería de Empleo, acusado de malversación, prevaricación y tráfico de influencias por los ERE falsos, quiere un nuevo destino laboral como funcionario tras estar de excedencia desde que explicó el "fondo de reptiles" con centenares de millones de euros que manejaba al margen de las normas, de los controles y la decencia. En sus mítines por barrios y pueblos, en la Sevilla azotada por el despilfarro, y avergonzada por este escándalo, ha de preguntar Guerra a los asistentes qué puesto de trabajo merece Guerrero mientras más de 200.000 sevillanos no tienen un empleo.

Que utilice su oratoria para relacionar a Guerrero con Viera, que secunda al propio Guerra en la lista al Congreso, pues estuvo a sus órdenes como consejero de Empleo. Y nadie piensa que Guerrero fuera un rebelde que actuara por libre.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios