La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Hipocresía y corrección política

Indudablemente estamos ante uno de los episodios más vergonzosos de cuantos depara el vergonzoso tiempo que vivimos. La visión del Aquarius deambulando a lo largo y ancho del Mediterráneo sin un puerto al que agarrarse da grima y, a la misma vez, desvela cuánta hipocresía anida en esta sociedad tan políticamente correcta. Europa brama contra Italia por haberle cerrado sus puertos y respira aliviada por el gesto de Pedro Sánchez. Italia es condenada y España se apunta el tanto con este brindis al sol, pero la cosa no es tan sencilla y tiene muchos matices. La proximidad de Italia a la costa libia hizo que el desembarco de migrantes haya sido inagotable, por lo que resulta hasta comprensible que hayan dicho hasta aquí hemos llegado. Lo imprescindible es que ese barco abarrotado de desheredados llegue a puerto, pero ponerse en la piel italiana no debe obviarse.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios