Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Incertidumbres

Ni el PSOE quiere en su gobierno a los podemitas, ni Podemos votará a Sanchez con sólo un acuerdo programático

Mientras escribo, el presidente en funciones del Gobierno comparece a petición propia para informar a la Cámara sobre los consejos europeos y para dar explicaciones sobre el Brexit. Son temas del máximo interés, pero imagino que los diputados le prestan poca atención, porque lo que quieren oír es qué soluciones se le ocurren para que la oposición abandone el bloqueo de su investidura, porque en esta sesión de control está previsto se sepa por la voz de Sanchez cómo va lo de su investidura, porque el plazo para el acuerdo se agota el próximo día 23 de este mes. Si se desaprovecha, habrá elecciones el 10 de noviembre y esta es la mayor probabilidad, porque ni el PSOE quiere en su Gobierno a los podemitas, ni Unidas Podemos votará a Sanchez con tan solo un acuerdo programático. En la oferta inicial se concedía a los de Podemos una vicepresidencia del Gobierno y competencias en materia de Sanidad, Igualdad y Vivienda, lo que suponía entrar en el Gobierno coaligados, pero la vicepresidenta Calvo dijo que la oferta había que aceptarla entonces. Ahora ya está caducada. Quizás, las últimas encuestas tengan mucho que ver con la postura de Sánchez, porque aumenta su porcentaje de votos, mientras que Unidas Podemos lo disminuye, si bien el PSOE seguirá necesitando de aquellas para sumar la mayoría de 176 escaños.

La consecuencia es que el Rey debe intervenir, puesto que entre sus competencias está la de designar un candidato a la investidura. La única declaración que se conoce de la Zarzuela es que, en el momento oportuno, el Rey comunicará a la presidenta del Congreso la fecha de la consulta y que convocará la ronda el lunes o el martes de la próxima semana, para que si es necesario se convoque un pleno al fin de la misma.

Los polítologos discuten si puede Sanchez rechazar la votación para su investidura, alegando que no cuenta con los votos suficientes. Así lo hizo Rajoy diciéndole al Rey que no tenía mayoría a favor, sino mayoría absoluta en contra, pero no obstante otros aducen que pueden Unidas Podemos manifestar al Rey que Sánchez puede contar con sus votos, de manera que la convocatoria sería automática. Supongo que nuestros políticos extremarán su celo, porque pasados dos meses a partir de la primera votación de investidura sin resultado, tienen que convocarse nuevas elecciones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios