Crónicas levantiscas

Juan Manuel Marqués Perales

Luces cortas

NO hay motivos para el optimismo en la política andaluza, una abstención es un imposible, la cultura del portazo se impone a la del pacto, cinco partidos han convertido el parlamentarismo en un reñidero de gallos, gallinas y polluelos. El que claramente ganó las elecciones, el PSOE, cuenta hasta con tres posibles socios para sacar adelante una investidura; es más, bastaría con 16 abstenciones. Las responsabilidades son compartidas: a la presidenta le corresponde llevar el liderazgo de la negociación, su partido podía haber sido más generoso en la constitución de la Mesa del Parlamento, haber cedido la presidencia, por ejemplo, pero se enrocó en que quería gobernar en solitario. A la oposición se le exige buscar una alternativa y si ésta no es posible, deben dejar que sea Díaz quien dirija la Junta. Es cierto lo que dijo en su discurso, sin Gobierno no hay oposición. Es posible que la investidura se resuelva en las próximas semanas, pero, amigos, no fuimos a unas elecciones para que el Parlamento dejase pasar a una presidenta en minoría; aquí se tendría que estar negociando o un pacto de legislatura o una coalición para gobernar los próximos cuatro años. Esta legislatura parece agotada antes de comenzar. ¿Con quiénes aprobará el PSOE el Presupuesto de 2016? ¿O es que la luz es tan corta que no llega a ese año? ¿Otro riesgo electoral? Pare, que me bajo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios