Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Málaga, un peligro evidente

Transcurre el tiempo de refuerzos, el Betis no mueve ficha y recibe a uno que, por ejemplo, ya ganó en Nervión

PASAN los días, va agotándose el tiempo en que es posible reforzarse y en el Betis sólo Chaparro conviene en que el plantel es francamente mejorable. En fin, que quien la lleva debiera entenderla y hoy llega un equipo que está cuajando una muy buena temporada. En diecisiete partidos le ha sacado siete puntos de ventaja al Betis y eso debe ser por algo. Un club acogido a ley concursal aventaja a otro que cuenta con la tercera o cuarta afluencia de espectadores, ¿cómo se come eso? Debe haber algo de fortuna en la cosa, pero no puede quedar ahí el análisis; lo cierto es que la tierra por medio es diecisiete puntos, que no está nada mal.

No está mal para un Málaga que, bajo su denominación actual, nunca ganó en Heliópolis, pero nunca llegó tan fuerte como llega hoy a partir de las cinco en todos los relojes de Heliópolis. Reconociendo que su fuerza no está en los viajes, el partido de esta tarde ante los de Antonio Tapia tiene mucha química en sus adentros. El Málaga ya ganó en Nervión, un rodeo complicado para cualquiera, y llega a Heliópolis con el ánimo muy alto y la ilusión de volverse a la Costa del Sol con la cabellera bética. Contar con las dos cabelleras sevillanas sería la leche para los malagueños y eso le da al partido un plus de peligrosidad considerable, visto, claro, desde esta orilla.

Pero el Betis deberá decir algo aunque no sepa a qué sabe ganar desde aquella tarde gijonesa de hace casi dos meses. Entonces se dispararon las ilusiones de forma desmesurada, según puede comprobarse a estas alturas de la vida. Está el Betis sumido en una dinámica de malos resultados que no puede continuar ni un día más. Y es que, aunque desde dentro no se pongan los medios para hacer caso a Chaparro, sería catastrófico para el propio Betis que esta mala dinámica se llevase por delante al trianero. Sería malísimo para el club perder un valor tan fiable aunque desde dentro no se llorase, precisamente, por esa pérdida. Cuidado, que el Málaga ganó en Nervión.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios