Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Mejor Deulofeu que Pedro León

CARA o cruz, haz o envés, a ver a qué carta nos quedamos. Así como dicen que al que madruga, Dios le ayuda, hay quien opta por lo de no por mucho madrugar amanece más temprano. Lo del vaso medio lleno o medio vacío, cuestión de decidirse, pero no cabe la menor duda de que la larga espera del Sevilla por Pedro León dio sus frutos. El enroque de Ángel Torres propició que al Sevilla llegase Deulofeu, ese genio del desborde.

Con Pedro León podía cubrirse parte de lo que se fue con Rakitic, el golpeo para rentabilizar las jugadas a balón parado. Indudablemente, la diestra del murciano es garantía de goles en lances de estrategia, pero creo que es mucho más rentable tener un estilete que le enseñe la matrícula a sus vigilantes cada vez que le viene en ganas. Se ha cambiado la seda del golpeo virtuoso por el vértigo de un especialista en ir dejando obstáculos en la ruta del gol y eso es para tener en cuenta.

Deulofeu está llamado a ser el gran animador de las veladas de Nervión. Desde que lo vi por vez primera en una de tantas selecciones juveniles me deslumbró y hasta me desató la nostalgia porque me recordaba una barbaridad al Joaquín explosivo. Lástima que el futbolista no sea propiedad del club porque va a ocupar de forma inmediata un lugar de honor en el devocionario sevillista. Y es que su fútbol tiene todos los ingredientes para el fervor incondicional.

El chaval catalán posee la llave con la que abrir cualquier pestillo y el regate endemoniado con el que desatascar el partido más embrollado. La marcha de Rakitic dejó la obsesión de a ver quién bota para el remate por sorpresa. Pero es que no sólo no está Rakitic sino que también se fue Fazio, el que aprovechaba sus asistencias matemáticas. Quiere decirse que hay que optar por otras armas con las que desarbolar al contrario y mejor el prestidigitador Deulofeu que el preciso León.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios