La ventana

Luis Carlos Peris

Multar es fácil; lo difícil es cobrar la multa

OFENSIVA de la Policía Local contra esa lacra de los gorrillas. Mayor optimismo no cabe y hasta se adoba dando el dato del alto número de denuncias expedidas. Ese del gorrilla es un problema genuinamente sevillano, pues en ninguna ciudad de España lo hemos sufrido. Es más, ni siquiera tanta mendicidad como en esta ciudad nuestra, que usted no es capaz de superar la calle Tetuán sin que le aborde una docena de necesitados que lo mismo actúan al abordaje que esperan sentados con una imagen que mueve a la conmiseración más triste. Pero volviendo al problema de los gorrillas, ¿cómo se puede pensar que el antídoto está en la multa? Sí, claro que se le puede multar, pero ¿cómo puñetas se cobra luego esa multa? ¿Alguien cree que si el infeliz tuviera dinero para multas iba a estar todo el día en la calle buscándole plaza donde aparcar a la gente? La solución, por tanto, no es la multa.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios