El PSOE-A abre vías para la salida de la crisis

DESPUÉS de un largo periodo de silencio, el PSOE de Andalucía salió ayer al fin a la palestra para aportar sentido común al debate sobre la gobernabilidad de España. De la intervención de ayer del secretario de Organización de los socialistas andaluces, Juan Cornejo, tras la reunión de la Ejecutiva regional de su partido, hay que destacar dos aspectos sumamente importantes: el PSOE-A desaprueba que se vuelva a intentar una coalición de Gobierno con Podemos y Ciudadanos, y abre una posibilidad, aunque por ahora muy remota, para que se pueda alcanzar un acuerdo para facilitar un Ejecutivo del PP sin la presencia de Mariano Rajoy.

En unos momentos en los que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sigue empeñado en la quimera y el error de formar un Gobierno que le dé más parcelas de poder a la izquierda populista de Podemos, los socialistas andaluces advierten a sus votantes y a la sociedad de que éste es un camino inviable y, por tanto, no se puede perder el tiempo en su exploración. El hecho de que sea el PSOE-A el que haga la advertencia -al fin y al cabo, la federación territorial con más peso en el conjunto nacional- no es baladí. Desde ayer, Pedro Sánchez tiene muy claro que una parte importante de su partido no le va a secundar en una aventura más pensada para asegurar su futuro y prejuicios políticos que para servir a los intereses generales del país.

Aunque, según Cornejo, los socialistas andaluces "aún no están por la abstención" para facilitar un Gobierno del PP, ya no estamos ante un "no" rotundo, y ese "aún" abre una vía de esperanza para que se llegue a un acuerdo entre los dos partidos sistémicos de los que, guste o no, sostienen la arquitectura institucional levantada desde la Transición hasta nuestros días. El PSOE andaluz cree que la salida de Rajoy -al que consideran con exageración "el gran problema del país"- facilitaría ese acuerdo que permitiría a los socialistas abstenerse. Evidentemente, el PSOE-A tiene el pleno derecho de opinar lo que estime oportuno y de diseñar las estrategias políticas que considere más favorables a sus intereses, pero debería recordar que Rajoy ha sido el candidato más votado en las últimas dos elecciones generales, un dato que en absoluto es irrelevante y que se debe tener muy en cuenta en todo momento.

Lo importante, en definitiva, es que podemos estar ante el tímido inicio del proceso que desbloquee la situación política. El PSOE de Sánchez debería explorar a fondo el camino indicado por su federación andaluza.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios