El parqué semanal

Pablo Cumella

Peor, imposible

EL aumento del paro en Estados Unidos durante el mes de mayo, hasta situar la tasa de desempleo en el 5,5%, el mayor incremento mensual en 22 años, tiñó de rojo las bolsas de todo el mundo en la jornada del viernes y dio la puntilla a una semana negra en el Íbex 35, que perdió los 13.000 puntos y se situó en el nivel más bajo desde mediados de marzo. El selectivo madrileño recortó un 5,08% en los cinco últimos días de cotización y abrirá el lunes en 12.909,8 puntos, el mayor varapalo desde la tercera semana de enero, cuando recortó un 5,5%.

La persistencia de turbulencias en los mercados financieros; los altos precios del crudo, el recorte de las previsiones de crecimiento para España realizado por la OCDE o el incremento del paro en 15.000 personas en el mes de mayo, un mes tradicionalmente bueno para el empleo, cargaron de argumentos a los pesimistas. El jueves, el presidente del BCE se encargó de enfriar aún más los ánimos en los mercados europeos al anunciar que los tipos de interés podrían subir en julio. La respuesta no se hizo esperar: bajadas en las bolsas, subidas para el euro y récord del Euríbor, que escaló por encima del 5,4%, un máximo histórico. Sólo cuatro valores del selectivo cerraron la semana en verde, liderados por Endesa, que recuperó un 3,79%, acompañada en las ganancias por Grifols (2,49%), Indra, que remontó un 0,80% y Sacyr Vallehermoso, que avanzó un 0,52%.

Repsol fue el único grande del Íbex que estuvo cerca de escapar de las pérdidas. No lo hizo y recortó un 0,2% en la semana. Mayor castigo para Iberdrola, que perdió un 5,7%, superada en las caídas por los dos grandes de la banca: Santander, que se dejó un 7%, mientras BBVA cedió un 6,2% en la semana. La banca mediana salió aún peor parada, como Popular, farolillo rojo del acumulado semanal, con un descenso del 9%, seguido por Iberia, que cedió un 8,53%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios