La ventana

Luis Carlos Peris

Pesimismo no, realidad pura y dura

VIENDO el panorama, cómo proliferan los ladrones de todo tipo, de medio pelo y de pelo entero, el que pesca en ruin barca y el de cuello duro que, desde la impunidad que creía en razón de su cargo, mete la mano en la cartera de todos, hay que convenir que vivimos en una sociedad podrida. Y dicho lo cual, no me explico cómo hay quien se extraña de que los libros que pusieron en la Plaza de España para uso y disfrute de su lectura hayan volado. Desaparecidos los de la primera remesa y de cuantas remesas vayan depositando allí, qué vergüenza. Ya el otro día incidí en el viejo dicho de que lo que sea gratis, cueste lo que cueste. Y he de insistir en la cosa viendo cómo una sociedad que apenas lee roba unos libros que tampoco leerá. Conclusión, que aquí roba todo el que tiene ocasión para que nos estalle en la cara una visión más realista que pesimista del paisanaje.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios