Ojo de pez

pablo / bujalance

La Respuesta contundente

CUANDO los españolitos nos enteramos de alguna decisión de nuestro Gobierno a través de la Casa Blanca, es que hay una patata caliente que nadie quiere tener en sus manos. Cuánto habría deseado Rajoy que hubiese dado Obama la cara en su lugar por lo de Bárcenas, ante los medios y en el Parlamento. Pero lo que sí está claro es que, dado que lo del tesorero (y mejor no ponerle el ex para llamar a las cosas por su nombre, ya que éste era el cargo que tenía Bárcenas cuando delinquió) hubo que tragárselo, Rajoy no quiere, ni en pintura, otro No a la guerra. Por eso firma la adhesión de España a un comunicado bendecido por EEUU por el que se pide una "respuesta contundente" al ataque químico perpetrado en Siria, tal y como "tan claramente apuntan las pruebas", por el ejército de Al Asad, sin consultar ni decir ni pío. La próxima vez que comparezca ya tocará hablar del fin de la crisis y de lo bien que va España y, tal vez, nadie le pida explicaciones. A lo mejor el FMI le echa una mano proponiendo otra barrabasada.

Quien sí dio explicaciones fue el ministro de Defensa, Pedro Morenés, quien aseguró que el hecho de que se pida una "respuesta contundente" no implica la solicitud de un "ataque militar" a Siria. ¿Ah, no? ¿Y entonces, qué puede significar, dado que EEUU ha dicho que sus pruebas son más que concluyentes y que no piensa esperar a nadie para lanzar sus misiles? ¿Prefieren poner chinchetas en el suelo para detener los tanques, como hacían Mortadelo y Filemón? ¿O enviar a Al Asad una felicitación de Navidad con el Niño Jesús por adelantado? ¿Qué significa entonces la expresión respuesta contundente cuando se refiere a una agresión con armas químicas? ¿O es que, acaso, el Gobierno español ha firmado el manifiesto sin saber muy bien lo que quiere decir? ¿Y si a Obama le diera por responder con la bomba nuclear? ¿Se sentiría respaldado por los países que han suscrito, incluido España? ¿No diría: queríais una respuesta contundente, ahí la tenéis? ¿Qué le ha pedido el Gobierno, entonces, que haga?

Ya sabemos para lo que sirven las respuestas contundentes y las intervenciones militares; en todo caso, para prolongar el mismo infierno bajo otra bandera. Pero, además del terror, existe la lástima: la que produce un Gobierno que actúa de espaldas a sus ciudadanos, sin criterio propio, al servicio siempre de los mismos intereses, que donde decía digo dice Diego para que parezca que no dice nada y cuya relevancia internacional es de risa. Éstos son los que piden leña.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios