Editorial

Riesgos innecesarios

EL incidente ocurrido con la agresión a dos policías municipales en el barrio de Torreblanca evidencia que los agentes se ven abocados a correr riesgos innecesarios debido a la escasez de medios con la que realizan su trabajo. La falta de cobertura en el sistema de comunicación y alerta, que deja en sombra zonas de la ciudad donde los policías tiene que ejercer su labor, algunas de ellas con elevados niveles de conflictividad, es por ahora el último ejemplo de una situación a la que el Ayuntamiento está obligado a poner límite. Si a esta circunstancias se une el incumplimiento de las propias normas internas del cuerpo, que obligan a reforzar las patrullas en las zonas donde se ha determinado que existen más posibilidad de conflicto, nos encontramos con una situación en la que no es arriesgado concluir que se deja a los agentes en una clara indefensión. Lo más grave de todo ello es que hechos como el de Torreblanca no se producen por un fallo en los equipos de comunicaciones o por una imprevisión coyuntural. Al contrario, los responsables policiales del Ayuntamiento de Sevilla son plenamente conscientes de las condiciones en la que se envía a trabajar a los agentes y, por lo tanto, de los problemas que se pueden producir. La Policía Local es una fuerza de seguridad y como tal tiene que estar preparada para hacer frente a todo tipo de contingencias. Urge, por lo tanto, que se adopten medidas para que los policías puedan trabajar en unas condiciones aceptables. Para ello es imprescindible, en primer lugar, que se dote a las patrullas de equipos que garanticen las comunicaciones en toda la ciudad y en cualquier circunstancia. Pero también es necesario que se cumplan a rajatabla los protocolos de seguridad que la propia Policía ha establecido para que los agentes no corran más riesgos que los propios de su trabajo. Hechos como los ocurridos en la barriada de Torreblanca deben hacer que se enciendan las luces de alarma para que se adopten las medidas de corrección antes de que tengamos que lamentar sucesos más graves.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios