Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El Sevilla, a romper una racha tan mala como larga

En Chamartín tiene la tropa de Lopetegui el reto de volver a ganar en un gran escaparate

Vuelve lo que verdaderamente interesa tras el superempacho de esa Supercopa que se llevó quien no había sido previamente campeón de nada. Real Madrid-Sevilla en el coliseo de la Castellana a esa hora en que se jugaban los partidos cuando las añoradas infancia, juventud y adolescencia. A las cuatro en todos los relojes de la tarde madrileña y con la nota fraternal de que el Sevilla hará pasillo sin necesidad de que nadie se lo pidiera.

Se trata de una cita que debe desvelar muchas cuestiones, sobre todo la de que si el Sevilla será capaz de romper una racha que se alarga. Es la de ganar en el campo de un grande, lo que no ocurre desde un tiempo demasiado largo. Hoy podría darse esa circunstancia tras el azúcar del pasillo a un rival que vive tiempos de alza tras su conquista de la Supercopa, lo que se multiplica por las cuitas de su rival auténtico, que hubo de cambiar de caballo en mitad del río.

En el Sevilla, mientras tanto, se viven tiempos de duda tras haber perdido mucho del potencial que exhibía de anfitrión. Claro que lo que toca hoy es ir de viajero y por ahí no hay quien le tosa a la tropa de Lopetegui. Implacable en los desplazamientos, el equipo se topa con un hándicap importante y es la ausencia por sanción de su estilete mayor, el argentino Lucas Ocampos. ¿Facilitará esto el debut de En-Nesyri en la vanguardia sevillista? Queda poco para salir de dudas, pues.

Caer en el Bernabéu es lo normal según la historia reciente del Sevilla, pero también el retorno de Lopetegui a casa tras su dolorosa defenestración puede que equilibre potenciales para que se abra un rayo de esperanza. Sea como sea, también las ausencias madridistas juegan a favor de ciertas dosis de optimismo. Estamos ante uno de esos carteles que lustraron los noventa años de vida de la Liga española y en los que hubo de todo, con pasillo y sin pasillo, de todo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios