Las dos orillas

josé Joaquín / león /

Sevilla vuelve al Telediario

CON la exposición de las Santas de Zurbarán , Sevilla ha reaparecido en los telediarios nacionales por algo diferente a los 42 grados de calor, el caso Marta del Castillo o las declaraciones de presuntos ante la juez Alaya. El calor, el crimen y la corrupción forman la trilogía informativa sevillana a los ojos de España. A diferencia de Madrid o Barcelona, donde también hay investigaciones científicas, avances, fútbol y demás, en la visión canónica de Sevilla todo se reduce al folclore en su momento oportuno y a los sucesos (de los que vamos bien servidos) y los trinconeos (que tampoco faltan). Además de la calor africana, con las señoritas refrescándose, desesperadas por la falta de playas. ¿Todavía no se le ha ocurrido a nadie hacer otro dragado para poner una playa fluvial en condiciones? ¿Eso no atraería riqueza y empleo?

Pues ese mérito de aparecer en los telediarios, sin ser nada de lo mismo de siempre, se debe reconocer a las Santas de Zurbarán. Se le podrán poner otros peros culturales a esto, que va en la línea de la civilización del espectáculo a la que se refería Mario Vargas Llosa. Pero este tipo de exposiciones cuenta con sus partidarios en el mundo de la posmodernidad. Si nos enteramos de que en Milán se organiza una exposición cultural dedicada a Leonardo da Vinci, que incluye diseños de Dolce & Gabanna, a la gente le parecería bien, y saldría en muchos telediarios. Pero si es en Sevilla, se la dedican a Zurbarán y hay diseños de Victorio & Lucchino, es seguro que gustará más fuera que dentro.

La proyección externa de Sevilla se acrecienta con los eventos: una Expo 92, un Mundial de Atletismo, una final de la Copa Davis, un concierto de Alejandro Sanz… Se sabe que eso, como las Santas de Zurbarán, saldrá en los telediarios. Así se consigue que millones de personas sepan dónde está Sevilla. Como el papa Francisco, que cuando el presidente del Consejo de Cofradías, Carlos Bourrellier, le dijo que había ido a verlo desde Sevilla, "una ciudad del sur de España", le contestó que sabía perfectamente dónde estaba. Al fin y al cabo, es un Papa, no un papafrita. Bourrellier sabrá dónde está Córdoba la de allá, o Rosario la de Messi.

No me extraña que el Príncipe de Asturias animara al alcalde Zoido para que la exposición de las Santas de Zurbarán viaje por el mundo. Viajar es bueno para todos y se aprende dónde están las ciudades que salen en los telediarios.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios