las dos orillas

José Joaquín León

De la Torre contra Zoido

ANTES de que pase una semana me negarás. Esto se lo pudo decir Juan Ignacio Zoido al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en el congreso del PP andaluz en Granada. Salieron de allí, de cualquier manera, después de tantos recortes, pero De la Torre sigue a lo suyo, que es la cruzada contra Sevilla. No le ha dado ni una semana de tregua a Zoido, ese alcalde que quizá alguna vez sea candidato a presidente de la Junta, al que se lo están poniendo que no veas en Málaga. El eje que dijo Zoido lo ha recortado De la Torre por la raíz. Y lo más curioso es que no pide más para su Málaga, que hasta se entendería, sino menos para la Sevilla del otro. Con amigos así no hacen falta enemigos.

La ciudad de las personas, que decía el socialista Monteseirín, es para el popular De la Torre la ciudad de los privilegios. A este hombre, que sigue sin engatusarse con el eje afectuoso de Zoido, todo lo sevillano le huele a privilegio. El jueves arremetió contra la Ley de Capitalidad que promueve el alcalde de Sevilla y presidente del PP andaluz. De la Torre dijo que sería injusto que la capital de Andalucía obtuviera más privilegios, al recibir más fondos públicos. Y añadió, por si quedaba alguna duda: "Siempre me opondré a que haya dinero especial para Sevilla por ser capital".

No se puede olvidar el momento histórico en el que estamos. Hoy en día, por mucho que se manifiesten, allá donde aparezca un funcionario van a por él (o a por ella, si es funcionaria), sin miramientos. Antes se decía que los funcionarios eran unos privilegiados (igual que los sevillanos). Sin embargo, desde Bruselas se ha levantado la veda del funcionario y han aparecido las escopetas por todas partes. Y los cuchillos, por si hay que rematar a algunos. Pues, en este momento histórico, imagínense lo que piensa De la Torre del sevillano funcionario. Sencillamente, ha dicho que en Sevilla sobran funcionarios, que hay muchos. Sevillano tenía que ser el funcionario. Lo peor de lo peor.

Según parece, Zoido se ha confundido de eje. Diga lo que diga el alcalde, el eje de Sevilla siempre ha tirado más para Cádiz y para Huelva. Para Málaga, mientras siga este señor ahí, va a ser más difícil que tire, porque él se entretiene sobre todo despotricando del sevillano. Mira cómo no dice nada de Córdoba, porque el eje que funciona en la Costa del Sol es el de Málaga-Córdoba. Están los cordobeses veraneando en Fuengirola, donde es alcaldesa Esperanza Oña, que no dice nada de Sevilla porque es sevillana.

Antes se suponía que Francisco de la Torre se exaltaba contra la ciudad de los privilegiados por tener de alcalde a una persona del PSOE. Pero ya se ha visto que le canta las cuarenta incluso al presidente de su partido. Y es cansino, porque siempre canta lo mismo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios