Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

En un año, la promesa que se hace gravosa

Lo mal que se remató en México la operación de Lainez fue el lodo que trajo estos polvos

Respetando el ineludible control financiero que impone LaLiga a fin de evitar otro vergonzante Plan de Saneamiento, el Betis, en su obligación de completar un plantel imperfecto, ha de quitarse lastre de la nómina. Hay que dejar salir antes de que entre nadie porque las cuentas así lo obligan y así nos explota en la cara una gestión de hace un año que se ha confirmado desacertada y es el fichaje de ese joven talento llamado Lainez.

Hace once meses llegó un niño mexicano que en el vídeo hacía prodigios, pero sin que los responsables del asunto repararan en la idea de lo engañoso que puede ser el vídeo. Así como el algodón no engaña, el vídeo sí lo hace, sobre todo cuando se intenta sobrevalorar un producto, léase un desconocido futbolista. Y el asunto le ha estallado al Betis en las manos, pues sin dudar de lo que Lainez pudiera ser en el futuro, lo cierto es que el presente no le ha dado para triunfar.

Pasa con cierta frecuencia que el niño prodigio se convierta en adulto incompetente. Claro que no es el caso del azteca, pues aún le queda mucho recorrido, ya que hasta el próximo junio no va a cumplir los veinte años. Pero la sensación de que todo sería llegar y besar el santo no ha sido así, ya que ni Setién ni ahora Rubi le dieron cierta presencia que no fuera sólo testimonial. No ha podido demostrar su excelencia ni en entrenamientos ni en partidos, conque el gozo en un pozo.

No sé qué futuro tendrá Diego Lainez en su carrera y si la desorbitada cantidad que el Betis pagó por un niño va a pasarle factura. Cuentan y no acaban que las negociaciones rematadas en México fueron muy mal jugadas y eso ahora se le cae encima a un Betis que necesita disponer del montante económico que supone Lainez en la masa salarial verdiblanca. Ojalá se solucione bien para el Betis y ojalá que Lainez deje de prometer y pase a justificar que vale lo que costó, 14 millones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios