La ventana

Luis Carlos Peris

Al cartel no le falta un perejil

CONTENTO está el fundamentalismo semanasantero con el cartel de esta Semana Santa. Tiene la obra de Huguet Pretel todos los ingredientes, al guiso no le falta un perejil para colmar los gustos del sevillano rancio, de ese ciudadano que se cree en posesión de todas las esencias habidas y por haber al sevillano modo. Bajo una ortodoxia indiscutible, en el cartel no se echa en falta ningún detalle de cuantos conforman la gran fiesta de la ciudad. Si acaso falta algún integrante de esas pandillas de canis que llegan al centro a dar por saco. Pero, claro, eso iría en detrimento de la ortodoxia salida de los pinceles del sevillanísimo artista. Se ha calificado de pregón pictórico el cartel y así es. Parece una especie de pregón y ya se sabe que pregón que no cita a todas las cofradías ni es pregón ni es nada. En el cuadro no falta un detalle, por lo que la aprobación está servida, cómo no iba a estarla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios