La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Se celebra el día mundial de las colas

Hoy es festivo, pero sólo para según que casos. Hoy, nuevamente colas, de otro tenor, pero colas al cabo. A las colas de las rebajas sucedieron las de la sección de juguetería a fin de jugar a Baltasar la noche de la Epifanía. Desde la Expo a esta parte, la cola entró en el ADN del sevillano y a este recital de colas y más colas sucederán las que hoy van a agolparse con el justificante en una mano y el objeto en la otra. Objeto a descambiar, siendo la sección más rica en reclamaciones la de juguetería. Al tren eléctrico le falla un contacto, la Play tiene poca memoria, la muñeca no hace pipí como anunciaba la tele, el balón pierde aire, el plumífero del niño necesita una talla más para que dure un par de temporadas, la bufanda de papá es horrible y, además, pica, la corbata no es de recibo y el cinturón servía antes de los mantecados. Hoy, más colas, aunque sea festivo, la vida misma...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios