La ventana

Luis Carlos Peris

Un chino en el zapato municipal

COMO me precio de conocerlo me siento legitimado para retratar a Pepe Barranca, el controvertido Defensor del Ciudadano. Estricto, escrupuloso cumplidor de la letra de la ley, este militar de Caballería en la reserva no se casa con nadie, ni siquiera con el que lo puso en el cargo, cargo, como es sabido, que no se caracteriza por su remunerabilidad. No se comprende, por tanto, que hayan osado intentar meterle el lápiz de la censura a su informe anual. Pepe, que es blando con las espigas y duro con las espuelas, se ha enrocado de tal manera que el perdedor del pulso ha sido el otrora omnímodo edil que lo tiene bajo su férula. Nuestro hombre, al que anatematiza la izquierda municipal, se ha convertido en un chino que habita en el zapato del PP y el PP no ha tenido otra que desautorizar al censor mientras imagino que busca cómo librarse del molestísimo chino.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios