Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Ante un fin de semana con los estadios a tope

El Clásico y Sevilla le ponen el acento a la anhelada vuelta del fútbol en estado puro

Tras el tiempo de pandemia que llevaba en la mochila el confinamiento y el crujir de dientes aparece la eclosión. Con todos los estadios pudiendo acoger el cien por cien de su aforo, el fin de semana se antoja apoteósico en general y fantástico particularmente en Sevilla. Será un domingo especialmente emotivo tras haberse logrado luz verde para que pueda ir al campo todo el que quiera, lo que en nuestra ciudad es presagio de locura.

Vuelve el Sevilla a jugar ante todos los suyos y aunque se trata de una hora incómoda, más propicia para la colación que para el partido, Nervión volverá a aportar el calor ambiental que suele para que poco después vuelva a colapsarse la Palmera al conjuro del Real Betis Balompié. Ya el jueves hubo un entremés de lo que serán las citas en Heliópolis, con un beticismo absolutamente entregado y remando al alimón con la tropa que ha moldeado un ingeniero chileno.

Esta vuelta a la normalidad, tan esperada, hace que el fútbol recobre las ganas de vivir que, aunque nunca perdidas, sí que estuvieron bastante atenuadas durante la gran crujía. Y entre Sevilla y Betis se juega el Clásico, el Barça-Madrid quizá más edulcorado de lo que va de siglo. Con el Realísimo como rotundo favorito, ni siquiera la reaparición de Ansu Fati hace paliar la ausencia de Messi, ese ausente que nunca jamás parecía que iba a faltar alguna vez.

Luego cerrará el domingo la visita del líder al Metropolitano. Los del Cholo andan heridos por lo ocurrido ante el Liverpool y la Real llega piafante con su flamante liderazgo. Como puede comprobarse, ni un perejil le falta al guiso de un fin de semana que arrancó anoche en Pamplona, que continúa este sábado y que tiene su punto culminante en un domingo para la emoción y el corte de mangas a aquella nostalgia que nos entristeció durante más de un año y medio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios