Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Ante un fútbol que pide chaqué

No es domingo, pero juega España, esa orquesta que rara vez desafina y a la que se debería ir con traje de gala

ALBRICIAS, no es domingo pero juega España, qué bien. El pasado sábado se reencontró la selección española con sus esencias, las que le llevaron a campeonar en el Prater hace casi quince meses, y volvió a hacernos disfrutar con ese fútbol que bien podría demandar que los espectadores acudan a presenciarlo con traje de gala y corbata de lazo a ser posible. Y no estaba Iniesta, cuya lesión se alarga demasiado para los que nos sentimos subyugados con su juego. No estuvo el manchego, pero sí brilló Silva, el paisano y heredero de Valerón aunque con un voltaje muy superior, como con una velocidad, o dos, más.

Y tras aquella disertación sabatina de Riazor contra Bélgica, hoy tenemos la alegría de ver nuevamente al equipo nacional, lo que hace que este miércoles adquiera rango de domingo. Con veintiún puntos de los veintiuno librados, España, curiosamente, no se ha clasificado aún para el Mundial por la buena andadura de Bosnia, pero todo se andará y hasta es posible que sea esta noche en Mérida. Enfrente tendrá a uno de esos abundantes convidados de piedra que tiene el fútbol europeo desde la caída del muro de Berlín y la desintegración de la URSS. A Estonia ya le ganamos en Tallin con facilidad después de que Juanito abriese la lata, conque...

El nivel de competitividad se presume menos alto del que prometía el partido con los belgas, aunque los de Vercauteren fueron laminados por la orquesta roja. Aquella disertación puede corregirse y ampliarse esta noche en el Romano emeritense. Todo esto hace que las horas vayan superándose con optimismo y ganas de volver a encontrarse con lo que a nuestros internacionales les sale por las botas. Y eso que aún no volvió Iniesta de una lesión que parecía menos de lo que en realidad está dando de sí, pero está Silva, ese prodigio también de Arguineguín, que juega de oído con Villa, continúa Xavi moviendo los muñecos y aguarda Cesc. No es domingo, pero juega España...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios