PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

A ti, hija de dos etarras

NO conozco aún tu nombre, niña que has venido a este mundo engendrada y parida en una cárcel. Tus padres son unos asesinos muy nombrados: Mikel Azurmendi y Maite Pedrosa. Aún no lo sabes, pero en la coyunda vis à vis de tu genética llevas la huella de uno de los dos pistoleros que asesinaron en Sevilla a Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García Ortiz. Mikel, tu padre, dejó huérfanos a los tres hijos de una pareja libre y pacífica. A ti, niña de ETA, te deseo que la leche materna no te contagie odio, y que la tutela paterna no te convierta en cobarde terrorista. Difícil lo tienes, niña nacida en el Acebuche almeriense que ahora apenas ves la luz granadina de Albolote porque tu horizonte es de barrotes, fluorescentes y cemento. Te han condenado a dar los primeros pasos en celdas de máxima seguridad, y en tu ingenuidad creerás que el eco de tus lloriqueos en la densidad de los muros es el principio y fin del territorio que marcas con balbuceantes estirones.

Niña de Albolote, cuando sepas quién eres y de dónde vienes, cúrate de espantos y ama al prójimo. Te mereces que tus padres se arrepientan y clamen a los abertzales que basta ya de asesinatos y extorsiones. Te mereces que te indulten de sus resentimientos. Entonces comprenderás la contradicción de que ellos tengan el derecho de reagruparse para criarte y reclamen el derecho a la vida en común que le han arrebatado a muchos españoles. El derecho a morirse de viejo viendo cómo los hijos te hacen llorar de emoción en los días más señalados.

Niña de ETA, cuando busques la verdad sobre la tierra de tus padres, recuerda la fecha de hoy. Por vez primera, el lehendakari es tan vasco como español. Y lo ha logrado sin matar, con la fuerza de los votos, respetando a quienes no le apoyan. Sé que pese a tu funesto entorno verás la plena libertad en Euskadi, y tu arma será solamente el voto en las urnas. Y algún día viajarás a Sevilla, y pedirás perdón en la calle Don Remondo por lo que hizo tu padre.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios