pantalla táctil

Fátima Díaz

Una mañana de Primera

MARILÓ Montero se ha ido de vacaciones, Las mañanas de La 1 se quedan solas. A decir bien, se quedan hechas un esperpento. Documentales, refritos de programas y telenovelas ocupan ahora la franja antes propiedad casi exclusiva de Mariló. Un cambio en la parrilla con motivo del arranque de la temporada estival que ha desencantado a algunos, sorprendido a otros y decepcionado a todos. ¿Tanto han afectado los recortes a RTVE que no tiene presupuesto para pagar a una sustituta? Pues sí. Tanto.

Los desayunos de TVE también se despidieron de la parrilla matinal de La 1 el pasado viernes. Ana Pastor se ha ido de vacaciones, que merecidas las tiene. Suponemos que volverá en otoño, aunque tal y como están las cosas, hasta esto es mucho suponer. Sin Pastor tampoco sería igual despertarse con TVE.

La corporación pública premia también, aunque de diferente modo, a los que se levantan antes de media mañana en verano con el dodumental España, entre el cielo y la tierra. Realizados con la tecnología más avanzada del momento, rodados y editados íntegramente en soporte digital y formato panorámico 16:9. Imágenes aéreas de gran espectacularidad se combinan con otras terrestres, a partir de guiones literarios de máxima calidad y músicas originales compuestas expresamente para la obra. Serán 13 capítulos de una hora de duración.

Seguimos para bingo con los documentales. A quienes prefieran hacer algo de turismo sin salir de casa, ahora que las cuentas corrientes están temblando, pueden conocer Ciudades para el siglo XXI desde el televisor de casa. Menos paisajística que la anterior, esta serie documental podría ser la guía de la perfecta visita reconvertida en antesala del Telediario 1, casi siempre el informativo con más audiencia.

El doctor Gutiérrez, el médico de Mariló en su programa, y los temas de salud centran los resúmenes con los que los espectadores seguidores de Las mañanas de La 1 podrán superar el mono de no ver su espacio preferido en directo. El sustituto de Torreiglesias en su día al frente de Saber vivir (de eso han pasado ya tres años), se unió al equipo de Mariló llevando una sección de salud y, de paso, tirando los tejos a la presentadora, que lo torea como puede. Pero, parece ser, que el verde doctor tiene también sus fans.

Para rematar una mañana de (La) Primera -¿lo han pillado?- está la telenovela española La verdad de Laura, producida por TVE con la participación de la mexicana Televisa y emitida por La 1 en 2002. En ella ni Carolina Cerezuela es la que es, ni Mariano Alameda estaba calvo. Ivonne Reyes se ha de haber conservado en formol este tiempo.

Tras una mañana la mar de fructífera, lo mejor que haremos es largarnos a la playa. Que es, por otra parte, donde debíamos habernos marchado desde primera hora.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios