La esquina

josé / aguilar

Se nota que hay elecciones

NO se nota que estamos cerca de unas elecciones porque los partidos hayan seleccionado a sus mejores hombres y mujeres para encabezar las candidaturas, ni porque rivalicen en la solidez de sus argumentos y convicciones sobre Europa (porque se trata de elecciones europeas) ni porque haya subido el nivel del debate público combinando la discrepancia en el fondo y la tolerancia en las formas.

Todo lo contrario. Se nota muchísimo que los ciudadanos han sido convocados a las urnas, concretamente el próximo día 25, porque el Parlamento andaluz vuelve a ser el escenario predilecto para la zafiedad, la descalificación y el insulto. Se repone, una vez más, el espectáculo estólido y barriobajero con el que PSOE y PP -IU se mantuvo al margen, menos mal- decepcionan de nuevo a los votantes pretendiendo, además, que lo hacen para buscar su apoyo. Lo que pueden encontrar en ellos es un espectacular corte de mangas en forma de abstención masiva.

El teatrillo se llama "Y tú más" y su argumento trata de dos protagonistas que se intercambian mamporrazos dialécticos a cuenta, y con el pretexto, de la corrupción que para uno está en el ADN del otro, mientras él mismo está milagrosamente a salvo de sus infecciones. Los corruptos propios siempre son golfos aislados, pura anécdota, que la organización descubre y persigue, en tanto que los corruptos ajenos forman parte indisociable de la condición del partido enemigo, están incrustados en su aparato orgánico e institucional y, por supuesto, la organización los encubre y protege.

En esta estrategia de la tensión preelectoral vale todo. Desde la insinuación de que una diputada del PP también ha sido empresaria de los cursos de formación subvencionados por la Junta hasta la denuncia de que el marido de la presidenta trabajó nueve meses para un instituto de formación dependiente de UGT y cobró ¡1.400 euros mensuales! Desde la "noticia" de que en 2002 el candidato del PP, Moreno Bonilla, enchufó a su novia de entonces en el Instituto de Empleo de Málaga hasta el "notición" de que se investiga un fraude masivo en los cursos de formación de la Junta que es todo menos masivo.

Si de verdad estuvieran contra la corrupción, unos y otros, lograrían reducirla a una dimensión anecdótica. Pero no lo están. Sólo la usan para debilitar al contrario. Se nota que hay elecciones por eso: porque se ha activado el ventilador.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios