Punto de vista

josé Ramón / del Río

Un obispo a la medida

ESTO es lo que dicen que quiere Artur Mas para Barcelona y para que sustituya al arzobispo actual, Martínez Sistach, que ya ha cumplido los 75 años y que por ello mandó su renuncia a Roma, cumpliendo las normas. No hace falta ser adivino para suponer el tipo de obispo que quiere el dirigente catalán: uno que responda al perfil catalanista. Cuenta El Confidencial que el Gobierno de Mas está manteniendo contactos con responsables de órdenes religiosas, en Roma, para tratar de influir en la Santa Sede, a fin de que al nombrado no le incomoden las tesis soberanistas y, como ejemplo, cita el viaje a Roma de la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, del partido demócrata cristiano, coaligado con Convergencia, para entrevistarse con religiosos catalanes, influyentes en el Vaticano. Mucha prisa no les corre, porque el cardenal arzobispo actual goza de buena salud y tiene prestigio, pero, por si se acepta su renuncia, se prepara con tiempo la sucesión, en la que los preferidos son el abad de Montserrat y el obispo auxiliar de Barcelona, aunque es bien sabido que las decisiones vaticanas no se ajustan a las encuestas, posiblemente porque atienden más al bien de las almas que a criterios mundanos.

Pero en Cataluña no se limitan a desear un pastor independentista. Algunos quieren también un Ejército, resucitando el Brazo Militar de Catalunya, como el Centro de Estudios Estratégicos de Cataluña. El centro justifica el Ejército por las amenazas a la que se enfrentaría Cataluña, como el terrorismo islámico, el desabastecimiento energético y las armas de destrucción masiva. El modelo sería el de los ejércitos norteamericano y británico, pero admitirían militares españoles, seleccionado a los más "comprometidos con la nación catalana" para cubrir los 25.000 efectivos de su Ejército.

En fin, que lo que se defiende es que Cataluña sea "sujeto político", y se aprestan a conmemorar el tricentenario de la caída de Barcelona ante las tropas de Felipe V en la Guerra de Sucesión, que, según Mas, ha originado trescientos años de una "cultura castellana de imposición". En este conflicto, Mas reserva a la cultura catalana la mejor parte, porque -dice- la catalana "huye del conflicto", "intenta el pacto", mientras que la castellana "casi siempre ha querido imponer". ¿Qué opina usted?

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios