🌧️ La lluvia acaba de un plumazo con el buen tiempo en Sevilla

La aldaba

Carlos Navarro Antolín

cnavarro@diariodesevilla.es

Al olor electoral, el Metro ha resucitado

Nos presentan el proyecto de la línea 3, al que seguirá la guerra entre administraciones por ver cuánto paga cada una

El Metro de Sevilla

El Metro de Sevilla / M. G. (Sevilla)

Estamos inequívocamente en año electoral en Andalucía porque la Junta anuncia el diseño de la línea 3 del Metro para Sevilla. Ya partir de ahí asistiremos a la acostumbrada y previsible confrontación política mientras el proyecto se hace viejo en algún cajón o, sorpresa, sale del bombo la bolita que haga coincidir determinadas circunstancias para que las obra comiencen y terminen en un plazo razonable. Unos exigirán dinero al Gobierno de España. Los otros a la Junta de Andalucía. El Ayuntamiento piará su cuota correspondiente. El proyecto de la línea 3 será motivo de enfrentamiento entre las administraciones. Para eso se presenta precisamente ahora.

La Junta exhibe que se preocupa por Sevilla, la ciudad que ovaciona en los bares al presidente. Un presidente que sale en familia a disfrutar de la cabalgata de... Sevilla, que almuerza los 28 de febrero en Carmona y que disfruta activamente del Domingo de Ramos hispalense. ¿Ven cómo Moreno ha hecho su particular esfuerzo y se le ha reconocido? Y ahora la línea 3.

La construcción de la primera línea le salió cara, carísima, al Partido Popular tras las municipales de 1999. Soledad Becerril debió repetir en el cargo, pero Chaves y Rojas-Marcos hicieron alcalde a Monteseirín a cambio de que el Partido Andalucista capitalizara el proyecto. El ex alcalde Alejandro se quedó de concejal dedicado exclusivamente al Metro, pero no le dio tiempo a asistir como edil a la inauguración. Los andalucistas hacía dos años que se habían quedado fuera del Ayuntamiento cuando Chaves inauguró el Metro en 2009. A Antonio Muñoz le viene ahora toda la presión de ser un alcalde reivindicativo ante el Ministerio de Fomento. La jugada del PP es clara y está fundamentada, porque Sevilla necesita no ya la segunda línea, sino la red completa a riesgo de que el crecimiento de la urbe deje anticuado el diseño inicial, que aquí ya sabemos el coste que supone tener una infraestructura obsoleta antes de tiempo. Tras los cantos de sirena del proyecto de la línea 3 oiremos muchos más para la ciudad. Es una más de nuestras tradiciones.

Hay que estar atentos al primer proyecto de la era Muñoz sobre el río. No hay un alcalde que no tenga una propuesta sobre el Guadalquivir. Recuerdo aquella iniciativa de Monteseirín de fomentar el transporte fluvial con catamaranes en los días de Feria para descongestionar los autobuses de Tussam. Ycómo olvidar otros proyectos de ciudad como el Pompidou de Zoido en la Puerta de la Carne. Bienvenido sea, por supuesto, el proyecto de la línea 3, pero comprendan que recibamos las presentaciones con cierta desconfianza. Suena el tam-tam electoral.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios