La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El poniente como arma disuasoria

Complicado lo de ponerle vallas al campo, sí tiene la Naturaleza su sistema defensivo en perfecto estado de revista. Lleva a cabo con rara perfección la tarea de inmunizarse ante los ataques exógenos, mayormente por obra de los humanos. Y en este fin de semana de atenuación de las medidas restrictivas, con el personal piafante y las pajarillas revueltas ante la perspectiva de poder ir de un lado para otro, de, al fin, visitar la segunda vivienda y comprobar que no ha sido okupada o que no necesita de maniobras de mantenimiento inesperadas, la Naturaleza ha establecido su pertinente cordón sanitario. Y lo ha hecho mediante la eficaz conseja de cambiar la dirección del viento y que el caluroso levante le diera paso al muy fresquito poniente. Efectiva estrategia de la Madre Naturaleza a fin de que, por ejemplo, Regla o la Costilla no se pusieran hasta la mismísima corcha.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios