La ventana

Luis Carlos Peris

Las prisas pueden ser convenientes

EVIDENTEMENTE, el mando se ha dado prisas en dar el pistoletazo de salida rumbo a la Navidad y abunda el personal que se proclama objetor de la cosa bajo el argumento de que estamos en Adviento. Eso está claro y sobre todo chocaba el domingo comprobar cómo Clavelitos se mezclaba con lo de esos peces tan sedientos que beben, beben y vuelven a beber. Hasta ahí, todos de acuerdo, pero hemos de convenir que la medida de adelantar el tiempo navideño ha servido para reactivar el pulso de la ciudad. Y no me refiero al pulso que motoriza a una sociedad, claro que no, pero bueno es que el encefalograma no siga plano y que esas riadas de gente que estos días, y estas noches, se ha visto por la Sevilla de siempre sean contempladas como una especie de reactivación. De vez en cuando, sacar del marasmo a un pueblo, aun por causa baladí, resulta muy positivo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios