La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

El rebaño le respondió a su pastor

Casi trescientas personas le daban vida a una convivencia fantástica. En la gran nave que ocupa la trasera del Convento de Santa Rosalía se daba cuenta de un multitudinario almuerzo a fin de recibir recursos con los que atender la labor social que lleva a cabo la parroquia. La parroquia es la de San Vicente, la que más hermandades acoge en su amplia feligresía, desde el Museo a Vera Cruz, pasando por las Siete Palabras, las Penas, la del Rosario, las Mercedes o la de los Humeros. Y como queda claro que en esta Sevilla nuestra son las cofradías la base de la vida religiosa, pues el almuerzo de la Parroquia de San Vicente Mártir fue un éxito rotundo que servirá para que no languidezca la labor asistencial que dirige el párroco Carlos Coloma, ese hijo del barrio que, al contrario que el banderillero de Belmonte, fue a diario ganando prestigio y cariño entre su rebaño.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios