la tribuna económica

Joaquín / Aurioles

Las regiones intermedias

LA Comisión Europea ha propuesto una nueva categoría de regiones a los efectos de la política de cohesión en la que ha encuadrado a Andalucía, junto a Castilla-La Mancha Galicia y Murcia y otras 47 del resto de la Unión. Se trata de las regiones intermedias, que son aquellas que han abandonado el núcleo duro de la convergencia, las antiguas Objetivo 1, porque su renta por habitante ha superado el límite del 75% de la media europea, pero todavía inferior al 90% y aún con deficiencias estructurales y desventajas competitivas con las economías más poderosas del continente. No constituyen, por tanto, el objetivo prioritario de la cohesión, pero deben ser atendidas por las mismas razones que el marco financiero anterior contempló las ayudas a las regiones phasing in y phasing out, es decir, a las que habían superado el umbral de convergencia del 75% de renta por habitante, bien porque habían conseguido crecer más que el conjunto, bien porque la media europea se redujo con las últimas ampliaciones al este de Europa.

La Comisión ha llevado al Parlamento una propuesta de 39.000 millones para ayudar a estas regiones, una cantidad que se antoja muy reducida si se compara con las que se manejaban en etapas anteriores y, sobre todo, con las necesidades de regiones que, como Andalucía, tienen que hacer frente a una situación económica y social muy deteriorada por la crisis, deben ejecutar reformas y se han visto obligadas a aparcar indefinidamente algunos proyectos importantes debido a la congelación de los presupuestos de inversión pública. En cualquier caso, la propuesta ha superado el filtro del Parlamento y cuenta con el apoyo explícito del Comité de las Regiones, aunque lo más difícil esté todavía por llegar, como la aceptación por parte de un Consejo de Ministros que tiene que lidiar con el nuevo marco financiero para el periodo 2014-2020 y con el impacto que para el presupuesto de la política regional tendrían los diferentes escenarios de ampliación que se contemplan, con Croacia a las puertas y el resto de la antigua Yugoslavia y Turquía a la espera.

Se espera una resistencia férrea a la definición de objetivos ambiciosos de cohesión, sobre todo porque esta política y la agraria siguen teniendo el cartel de muy costosas, dado que consumen la mayor parte del presupuesto y sus principales beneficiarios son, salvo excepciones, los países que menos contribuyen al mismo. Lo que a veces no se entiende bien es a lo que se dedican el presidente, los siete vicepresidentes y los 19 comisarios que integran la CE, así como la burocracia que generan si la práctica totalidad del presupuesto se concentra en estas dos políticas. La explicación es que hay muchas más políticas, otras 18, entre las que figuran las política exterior, la energética, la de investigación e innovación, la de mercado interior o la de defensa de la competencia, todas ellas mucho menos costosas, pero también bastante más decisivas a la hora de cosechar los beneficios de la integración, y aquí es donde los países que más contribuyen al presupuesto disfrutan de las posiciones más ventajosas.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios