Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

La rumorología, al principio de todo

El Sevilla empezó a tirar su ventaja el día que se supo que Jorge Sampaoli no seguiría

Situaciones muy parecidas las que viven los dos aspirantes a esa suculenta mano que es la tercera plaza de la Liga. Y duele que el Sevilla, que estuvo ahí todo el curso, se haya dejado en las cunetas de la Liga la enorme ventaja que le llevaba a su competidor en aquel tiempo en que nadie osaba discutir que los de Sampaoli fuesen a alejarse de esa cota. Parece mentira, pero desde Leicester, o así, las cosas no han sido como eran antes, ergo...

Ahora, cuando sólo faltan dos etapas para la meta, si al Atleti le falta un solo punto para asegurar la tercera plaza, al Sevilla le ocurre ídem de lienzo para acabar en la cuarta y optar en agosto a un lugar al sol de la Champions. O sea que todo el pescado se vendió ya en ese atractivo piso del edificio que es la Primera División. Y con ello, una suculenta porción de la tarta televisiva doméstica, lo que sumado a lo que renta la Champions, la tesorería andará con las pajarillas revueltas.

Sí es cierto, sin embargo, que la temporada se le está haciendo muy larga al Sevilla y podría pensarse que ese alargamiento tan duradero no comenzó sólo en Leicester, sino en cuanto se supo que a la marcha de Monchi sucedería la de Sampaoli. Por ahí empezó a no dejarse ver Nasri, a entrar en estados guadianescos Franco Vázquez, a no dar con el gol Jovetic ni Ben Yedder y a perder jerarquía un N'Zonzi que había sido inconmensurable hasta ese mismo momento.

Incluso el carácter de fortín de Nervión empezó a languidecer con una serie de empates que, combinados con una inoperancia como visitante sorprendente, hizo que aquella sustanciosa ventaja sobre el Atleti fuera dilapidándose. Sólo falta un punto para certificar matemáticamente esa cuarta plaza y el que viene a Sevilla el último día es Osasuna, conque blanco y en botella... Pero no se olvide que la depresión tuvo comienzo cuando se rumoreó que Sampaoli también se iba.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios