PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Lo que varía de Kiev a Sevilla

EN menos de horas 24, Rajoy cambió Kiev por Sevilla. Del palco de los triunfos deportivos que se utilizan como bálsamo político, al confort del Meliá Sevilla para la reunión con la ejecutiva de su partido, castigado en las encuestas seis meses después de vencer sobre el PSOE de Rubalcaba. Tenían cerca la sede andaluza del PP en la calle San Fernando, pero no hubo ademán de salir al balcón desde el que cantaron poco la victoria del 25-M, porque no hacerse con el poder les supo a derrota. De domingo eufórico a lunes de recortes, de abrazos en el vestuario a los reyes del fútbol, al malestar ciudadano en las farmacias por el inicio del repago medicamentoso. De la marca España enseñoreándose de los telediarios del mundo entero, a la ominosa decapitación de la estatua que encarna a Híspalis en la Fuente de Sevilla colocada en la Puerta de Jerez desde la Exposición de 1929.

Antes o después de la escenificación del dedazo en favor de Zoido como líder andaluz, al alcalde, que evitó en San Petersburgo el descenso de Sevilla a Segunda B (igual que Rajoy paró en Bruselas el envío de España a la Tercera División Europea), no se le pasó por la imaginación convertirse en cicerone para explicar el ignorante incivismo contra la simbología de la ciudad como fuente de industria, comercio y agricultura. Ni para pensar por qué no estaba protegida de los vándalos como Cibeles y Neptuno en Madrid.

Industria, comercio, agricultura, y más fuentes de empleo y prosperidad como las evocadas en la Puerta de Jerez, son las que tienen que propiciar Rajoy y Zoido. Una economía de recortes sin inversiones es pan para hoy y hambre para mañana. Zoido es promocionado por Andalucía como el gran ganador de elecciones. Pero entonces su prédica tenía el viento a favor del desprestigio de un rival encabezado por Zapatero y Monteseirín. Ahora los suyos mandan en Moncloa y el viento sopla en contra. Y será tan adverso como el de un temporal en el Estrecho cuando nos acerquemos a la cifra de seis millones de parados.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios