La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

A ver si el Santo Ángel nos protege

Felicitando a tía Angelita, que me estará leyendo en el rincón más fresquito del Cielo, hoy debemos felicitarnos todos porque es el día del Santo Ángel de la Guarda, ese santo varón tan necesario en estos tiempos que llaman de la nueva normalidad. Nunca como ahora hemos necesitado tanto de los buenos oficios de esa especie de guardaespaldas espiritual que es el Santo Ángel, con domicilio terrenal en calle Rioja y al que nos encomendamos a ver si nos libra del futuro que nos han reservado esos mandarines tan peculiares. Con el PIB como nunca de bajo, con la cifra de parados como nunca de alta y con el Covid habiéndose venido arriba en banderillas, el mandarinato se va de vacaciones. Como si estuviéramos en una normal normalidad, los tíos se van de rositas y a ver si el Ángel nos guarda y resulta que sin ellos decretando, el país funciona y va mejor...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios