La ventana

Luis Carlos Peris

A ver quién suelta el eufemismo más brillante

EUFEMISMOS en cascada, estamos en pleno hundimiento de un régimen político eternizado y los eufemismos brotan con una feracidad impresionante. ¿Recuerda usted cuando la incipiente crisis era edulcorada con el calificativo de desaceleración? Pues sí, quizá la desaceleración fuese la punta del iceberg o la gatera por donde nos cuelan eufemismos de toda laya. Sabido es que el eufemismo es una forma de maquillar suavizando un concepto que puede resultar desagradable al oído e incluso a los sentidos. Bueno, pues cuando creíamos que la capacidad de sorpresa se había agotado y que ya no habría eufemismo alguno que lograse sorprendernos surge uno que puede hasta resultar definitivo. Lo ha soltado un socialista de toda la vida y que tuvo vara alta con los guardias de Sevilla en los albores democráticos y ha definido las jubilaciones irregulares como forma de solidaridad mal entendida. Toma ya...

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios