La ventana

Luis Carlos Peris

A vueltas con el dichoso fajín de Queipo

INDUDABLE el juego informativo que ha dado la presencia de la Macarena sin el dichoso fajín de Queipo. Demasiadas conclusiones y no todas encaminadas las que se han extraído de un asunto que se desempolvaba en esta atalaya. Se desempolvaba y hasta se aplaudía el hecho de que la Virgen apareciese desnuda de atributos militares, que tampoco es cosa de darle carnaza a la tremenda cantidad de majaretas que nos rodea. Majaretas que empiezan por pintarrajear un azulejo para que nadie sepa cómo rematarán la faena. Majaretas de las dos tendencias, de esas dos Españas que pueden helarle el corazón al españolito que viene al mundo y a los que llevamos en él una barbaridad de tiempo. Ahora, la hermandad ha respondido con ánimo de evitar males ulteriores, que vaya cómo está el paisaje y de qué forma reacciona el paisanaje. De todas maneras, particularmente prefiero a la Macarena sin fajín, aunque el fajín no sea el de Queipo padre.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios