Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Tomás Díez

Agricultores ‘peligrosos’

Los agricultores extremeños tuvieron la desgraciada idea de manifestarse a gritos en Don Benito durante la visita del señor ministro de Agricultura, Luis Planas, a la Institución Ferial de Extremadura (Feval). Le reclamaban atención a los múltiples problemas que tienen que soportar los trabajadores del campo para llevar a sus casas un salario justo. ¡Nunca se les ocurriera tal cosa! Fueron duramente reprimidos por la Policía Nacional y apaleados como si de vulgares delincuentes se tratara. En España se puede rodear el Congreso de los Diputados (y Diputadas, claro) donde se supone que reside el poder popular, hacer un escrache en el piso de la señora vicepresidenta del Gobierno con una hija recién nacida, o, incluso, quemar cientos de contenedores y destrozar el mobiliario urbano de una ciudad como Barcelona sin que a la Policía se le ocurra utilizar los medios empleados contra los agricultores extremeños; pero claro, no es lo mismo. Extremadura sigue sin tener un tren digno, es la segunda región con más paro de España y tiene a su vez el dudoso honor de tener una de las rentas per cápita más bajas del país; pero no tiene derecho a quejarse por ello. Y lo peor de todo es que no habrá nadie de este “Gobierno de progreso”, ni, por supuesto, ningún dirigente o diputado extremeño que se atreva a levantar la voz exigiendo justicia para sus paisanos. ¡Una pena! 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios