Moisés Rojas

Marchena

Democracia y convivencia en juego

La terminología a veces es un fiel reflejo de la tendencia sociopolítica, del estado de una democracia y de la civilización que la rodea. Pudimos escuchar el 25 de octubre de este fatídico 2020 las siguientes palabras de nuestro presidente, Pedro Sánchez: “Creo que podemos ir acuñando una expresión más contemporánea. No es un toque de queda, sino una restricción a la movilidad nocturna”.

A muchos se les ha venido a la cabeza que la terminología utilizada para amortiguar el uso de un toque de queda es un eufemismo a George Orwell y su archiconocido libro 1984, que forma parte del arquetipo colectivo, como diría Carl Jung. Precisamente destaca cuando una buena parte de la política alude a las tácticas de Goebbels, que es la repetición de una mentira hasta convertirla en verdad.

Un juego peligroso que parece que la política actual no se corta en utilizar. Una pregunta que muchos se hacen es si estamos reviviendo políticas del pasado, si estamos yendo a un mundo feliz y manipulado (1984) o, por el contrario, a una polarización de la política que nos lleve a un enfrentamiento sociopolítico. Posiblemente lo que sí está en juego es la democracia y nuestra convivencia; y quizás es hora de revisar los límites del juego. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios