Regulaba yo el tráfico rodado en el cruce de varias calles de Sevilla cuando un joven apuesto me interpeló: “¡Por favor, señor agente! ¿Sabe usted cuándo hay convocatorias para la Policía Municipal? ¿Los exámenes son difíciles?”. Le informé lo mejor que supe y añadí: “Usted, con estudios de tercero de Derecho, joven y con su estatura, seguro que aprueba el examen y las pruebas físicas”. Así fue, al poco tiempo Enrique era policía municipal por méritos propios. Ya de uniforme y como compañero un día él me recordó que me preguntó y también lo que le predije.

Enrique ingresó en la Policía Municipal de Sevilla el año 1981, terminó la licenciatura de Derecho, aportó al cuerpo talento, sabiduría y profesionalidad, y por su capacidad y bien hacer el alcalde Monteseirín le nombró jefe del Grupo Especial de la Policía Local (Gepol), sección creada para indagar y resolver asuntos internos del cuerpo. Todos sus servicios en Gepol fueron debidamente demandados y ordenados por la fiscal jefe de Sevilla, por lo que siempre sus actuaciones y gestiones las realizó como agente de la Policía Judicial.

Fueron servicios muy complicados y de gran notoriedad pública que Enrique desarrolló con solvencia, valentía, discreción y alto sentido de la responsabilidad. El alcalde Zoido mantuvo dicho Grupo Especial y el actual, Juan Espadas, lo disolvió, pasando Enrique y su equipo a realizar servicios ordinarios con otros policías a los que él por orden judicial había investigado y pasado el correspondiente informe a la Autoridad Judicial. Todo un despropósito.

La Corporación Municipal y la Jefatura de la Policía Local le nombraron para promover la pulcritud del cuerpo y que relucieran honradez, justicia y verdad, y al final fueron él y su equipo quienes recibieron injusticia y maltrato al no ser reconocidos, dignificados y valorados como merecían.Enrique Ternero, intendente del Cuerpo, falleció la madrugada del viernes día 31 de julio a los 61 años, dejando una gran familia, muchos amigos y un excelente servicio a la ciudad de Sevilla. Descansa en paz, amigo y compañero. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios