Juan Antonio Ruiz

Feriantes desesperados

Los feriantes somos autónomos que cada año llevamos la ilusión y la fiesta pueblo por pueblo. Como dijo una compañera, somos marineros del asfalto. De nosotros dependen no sólo nuestras familias, sino las familias de los trabajadores que cada año son contratados por temporada de primavera y verano. Además de trabajos y contratos indirectos de mantenimiento, extintores, permisos, seguros de vehículos, atracciones, que cada año se mueven para llevar la alegría a cada pueblo y ciudad.

Pero las ferias son mucho más, y no olvidamos las orquestas, el alumbrado, los farolillos y casetas, los caterings, los fuegos artificiales, la venta de bebidas, comida, personas que ven aliviada su economía por esos días de trabajo. En definitiva, mover la economía de muchas personas y gremios. Esta pandemia del Covid-19 ha hecho que este año todo desaparezca, que la economía de muchísimas familias se vea afectada sin ningún tipo de reconocimiento ni ayuda.

Los feriantes reivindicamos una solución digna para nuestro sector, como han sido reconocidos la tauromaquia y los artistas. Hemos pasado todas las crisis sin ser tenidos en cuenta, somos los grandes olvidados de esta pandemia, siendo especialmente vulnerables al no tener ningun tipo de ingresos, ya que todas las fiestas han sido suspendidas, pero sí seguimos teniendo gastos de mantenimiento, seguros, etcétera. Solicitamos ser incluidos en un plan especial, no porque queramos, sino porque no nos dejan trabajar en lo que más queremos y nos gusta. Las fiestas han desaparecido y con ellas nuestro medio de vida. Sólo deseamos que esta pandemia pase y podamos volver a llevar la alegría y la ilusión a cada pueblo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios