Emilio Onorato Ordóñez

Trabajo y esfuerzo. Éxito y fracaso

Estamos en una sociedad que premia demasiado los éxitos y poco los esfuerzos. Por otro lado, partimos de la premisa de que conseguir lo que nos hemos propuesto es bueno en sí mismo. Y no siempre es así. Han terminado los exámenes de Selectividad en Andalucía. Algunos alcanzarán la nota de corte y otros no, quedándose, quizás, en las mismas puertas. A todos los estudiantes, entre los que está mi hija, que se están vaciando, que lo están intentando de verdad, les diría que son ya unos ganadores.

Porque esa actitud de entrega les asegura pertenecer a la cultura del esfuerzo. Y esto, sea cual sea el resultado, es una lección de vida. Todos caemos pero sólo los que están acostumbrados al sacrifico se levantan y continúan, sin dramas. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios